¿Ingeniería genética, la base para alimentarnos en el futuro?

agriculturados-ingenieria-genetica

Según el último informe del El Instituto de Recursos Mundiales (World Resources Institute, WIR), para el 2050 teniendo en cuenta el constante aumento en la temperatura y la problemática que se viene presentando con el suministro de agua, serán necesarios los alimentos modificados genéticamente como clave para alimentar a los 10.000 millones de habitantes del planeta que se esperan para esa década.

Además de que los cultivos deberán ser más productivos, tendrán enfrentarse a los desafíos frente al cambio climático, la proliferación de plagas y los períodos amplios de sequía e inundaciones. La producción agrícola plantea retos a ser más resistente para crecer a la par del constante crecimiento de la población.

Dentro de la lista de 22 elementos que se tendrán que tener en cuenta para afrontar el reto, destacan la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de la agricultura, el aumento en el suministro de peces, la restauración de los bosques y humedales, disminuir el consumo de carne hasta un 40% en los Estados Unidos entre otras alternativas.

El informe señala la necesidad de mejorar la producción a través de cuatro pilares o enfoques que requieren de recursos públicos:

  • La aceleración en los ciclos de reproducción de los alimentos. 
  • El uso de la reproducción en la agricultura asistida por marcadores, la cual permite mapear el ADN de los cultivos y reducir el número de ciclos de reproducción.
  • Centrar la investigación en los cereales como el sorgo, el mijo, los guisantes y la cebada.
  • Y, desarrollar una mayor capacidad de recuperación de los cultivos con el uso de la ingeniería genética.

En un planeta afectado por el cambio climático y un suministro de agua cada vez más escaso, para poder alimentar a 10 mil millones de personas en el 2050, tendremos que cambiar drásticamente la forma en que desarrollamos la agricultura, el aumento de la inversión pública en tecnologías relacionadas con la ingeniería genética serán clave para su desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *